¡Hola Accenture! (… ¡y gracias Dive!)

Han sido unos meses complicados, supongo que os habréis dado cuenta de que el blog ha estado un poco abandonado. En general, todo ha estado en pausa propiciado por grandes cambios en mi vida laboral. Por partes:

Hace varios meses salí de Dive. La experiencia ha sido maravillosa y los compañeros… es que no puedo dejar de echar de menos a gente tan (pero tan, tan) buena. Nunca había trabajado con gente con un potencial tan alto en lo profesional y en lo personal. Siempre echaré de menos las charlas tecnológicas y esas salidas a comer con el equipo. Chavales, os habéis ganado un trocito de mi memoria y corazón, os deseo el mejor de los futuros. Ojalá nos volvamos a encontrar, sería la leche trabajar juntos de nuevo.

Tras varios años siendo el responsable de seguridad de la startup, el momento de cambiar de aires llegó y me pareció genial buscar algo diferente. Lo pensé bien y me puse a hacer una lista:

  • Cinco años en una pequeña consultora.
  • Tres años como freelance.
  • Tres años en una startup.
  • Varias experiencias docentes que me han llevado a ser Profesor de Máster.

¿Siguiente parada? El cuerpo me pedía una gran empresa, conocer el mundo de los proyectos a gran escala, del día a día en un monstruo en el que todo se hace de una forma muy diferente a lo que he estado haciendo hasta ahora. Me puse “disponible” y me llegaron opciones de EY, Deloitte, Telefónica, Indra… pero finalmente mi nuevo rumbo ha sido Accenture.

¿El motivo? Accenture España está en proceso de montar algo grande en seguridad. Se trata de una unidad de negocio con vida propia al nivel de Operations o Consulting. Se está apostando por lo que ellos denominan “The New” y que, básicamente, engloba a Digital, Cloud y Security. Es un reto apasionante ayudar a crecer esta nueva pata y ser parte de todo este proceso de transformación y crecimiento.

Después de cuatro entrevistas y una prueba de inglés, finalmente me llegó una propuesta de incorporación y dí el “sí, quiero”.

Mi nueva oficina

Así que nada, aquí estoy, Manager en Accenture Security relacionado con proyectos cloud. Tras mis primeras semanas, la verdad, muy contento. No os voy a mentir, un poco perdido ya que la forma de trabajar en un sitio así de grande conlleva una fase de aprendizaje compleja, pero con toda la ilusión y energía que los que me conocéis sabéis que pongo en todo lo que hago.

Mi intención es seguir contando por aquí todo lo que aprendo, retomar las tareas relativas a Defender Eye y seguir aportando mi granito de arena a difundir cultura de seguridad.

¡Estamos en contacto!

SecurityInside Live: Mundo Hacker Day 2018

Al igual que el año pasado, me voy al evento “Mundo Hacker Day 2018” para asistir en primera persona a las interesantes charlas que grandes expertos en seguridad van a ofrecer.

Leer más

SecurityInside Live: CyberCamp 2017

CyberCamp es el gran evento de ciberseguridad que INCIBE organiza anualmente con el objetivo de identificar, atraer, gestionar y en definitiva, ayudar a la generación de talento en ciberseguridad que sea trasladable al sector privado, en sintonía con sus demandas. Esta iniciativa es uno de los cometidos que el Plan de Confianza en el ámbito Digital, englobado dentro de la Agenda Digital de España, encomienda a INCIBE.

CyberCamp 2017 se celebra en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander, del 30 de noviembre al 3 de diciembre de 2017. El principal objetivo de CyberCamp es identificar, atraer e impulsar a todos aquellos que tengan talento en materia de ciberseguridad:

  • Identificar trayectorias profesionales de los jóvenes talentos.
  • Llegar a las familias, a través de actividades técnicas, de concienciación y difusión de la ciberseguridad para todos.
  • Despertar e impulsar el talento en ciberseguridad mediante talleres y retos técnicos.

Si no puedes asistir, no te preocupes ya que emiten los Talleres y Conferencias en directo a través de videostreaming:

 

Leer más

La webcam no deja de mirarme… ¿la tapo?

A pesar de que a día de hoy existe todavía gente que no cree en estas cosas, el espionaje vía webcam es un hecho que ocurre a diario. Atrás quedaron las películas de suspense o los mitos urbanos donde se asustaba a los usuarios de pc para que hicieran un uso responsable de éstos. La webcam no es sólo una herramienta de la que tú dispones, sino que puede ser interceptada, robada o controlada por alguien que accede ilegalmente a tu ordenador. Y, casi aún más importante, también en tu móvil.

Y es que el espionaje no existe sólo en las teorías conspiratorias que hablan sobre Gobiernos que observan a su población. Hace años ya conocimos la noticia de que se usaba el espionaje por webcam para recabar información sobre los usuarios del portal Yahoo en el Reino Unido.

El espionaje va mucho más allá en la actualidad. Ahora, cualquier persona que quiera sacar información puede tener una razón más que suficiente para intentar hacerse con el control de tu cámara. Podrá ser una persona de tu entorno que busca chantajearte, un acosador que quiere observarte o sencillamente un personaje anónimo de internet que pretende conseguir dinero a cambio de información confidencial.

Todo esto toma especial relevancia cuando hablamos de chantaje a menores. Yo soy padre, me preocupa mucho este problema y quiero poner las medidas necesarias para cuando mi enana mayor quiera ser parte activa de las redes sociales.

Pero, ¿cómo sé si me están espiando por mi webcam?

Aunque no es la única manera, puedes poner atención a estos consejos:

  • Luz webcam encendida. No hace falta ser un genio con ésta: si la webcam tiene la luz encendida y tú no estás usándola, ya sabes que hay alguien más que sí lo está haciendo. Pero ojo, algunos ciberdelincuentes saben saltarse ese paso y podrán espiarte por tu webcam sin que la luz se encienda.
  • Mensajes sospechosos, aunque existe la posibilidad de que te espíen sin más, lo normal es que quien lo hace intente sacar algo a cambio. Si no la conoces, te invito a leer la historia de Taylor Cooper a quien chantajearon a través de Facebook, engañándole para que mostrara imágenes íntimas por la webcam. Poco después, se encontró con que dichas imágenes circulaban por Youtube y le pedían mucho dinero si no quería que llegaran a su familia.

La privacidad en internet es un tema complicado, todos tenemos que tener cuidado con las cosas que mostramos en una conversación privada, porque algún día podrían dejar de serlo.

Entonces, ¿cómo evito que me espíen por la Webcam?

  • Escoge un buen antivirus. La exploración que suelen ofrecer para buscar software sospechoso podría advertirte de que alguien está entrando en tu ordenador para espiarte por la webcam, para espiar tu actividad, …
  • Desconecta la webcam. Evidentemente, si está integrada en tu ordenador esta opción no es la más adecuada, y si no lo está podrás pensar que es un fastidio tener que desconectarla cada vez que la usas. El que debe valorar el riesgo es el propio usuario, y por tanto, la elección también es suya. Algunas aplicaciones te permitirán bloquear tu webcam si está integrada en tu ordenador.
  • Tapa la webcam. Ésta es la forma más sencilla de protegerte. Si usas una webcam externa, gírala hacia la pared o tápala con algún objeto, y si está integrada en tu ordenador una simple pegatina bastará para taparla. Así, en caso de que alguien finalmente acceda remotamente a tu ordenador, sólo conseguirá ver una buena pantalla en negro.

Que los ciberdelincuentes están ahí es algo que deberíamos aceptar como inevitable y por tanto deberíamos encarar nuestras acciones a que no nos conviertan en víctimas de chantajes o robos de información. De esta forma, conseguiremos hacer un uso responsable de nuestra webcam, navegando por internet con la tranquilidad de quien se sabe en puerto seguro.

phishing

Phishing: cómo identificarlo

De acuerdo al Código Penal español, un fraude (o estafa) es aquel en el que se usa el engaño para producir un error en otro y conseguir lucrarse con ello. Pero lo que es realmente nuevo y nos interesa si somos de los que usamos el ordenador para cualquier cosa, es el delito considerado como “fraude informático”, especificado en el artículo 248.2 del Código Penal.

En él, se explican las estafas de índole informática:

  1. Los que se valgan de alguna manipulación informática o artificio semejante, consiguiendo transferencias no consentidas de cualquier activo patrimonial.
  2. Los que posean programas informáticos destinados específicamente a la estafa.
  3. Aquellos que usen tarjetas o cheques de viaje o cualquier dato de cualquiera de ellos, realizando operaciones que produzcan un perjuicio en sus dueños.

De esta forma vemos cómo la estafa se ha modernizado y ha avanzado tanto que puede llegar a ser imperceptible para las personas que la sufren. Algunas, de hecho, podrían tardar en darse cuenta de que han sido víctimas de un fraude.

En este artículo hablaremos del phishing

Según Wikipedia, Phishing o suplantación de identidad es un término informático que denomina un modelo de abuso informático y que se comete mediante el uso de algún tipo de ingeniería social, caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria). El cibercriminal, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas

El caso más normal ocurre cuando un usuario recibe un email de su banco instándole a dirigirse a una web externa. Dicha web es maliciosa y sirve para recabar los datos del cliente y obtener su contraseña de acceso.

¿Cómo puedo saber que se trata de phising?

Éste tipo de estafas no abarcan sólo el fraude bancario. Pueden vestirse de muchas formas: emails de redes sociales (Facebook, Twitter…), tiendas de productos (cosméticos, ropa, gafas de sol…), encuestas para páginas webs externas. En definitiva,  éstos son los rasgos que suelen tener en común las estafas de pishing informático:

  • Faltas de ortografía o de formato: a menudo estas estafas vienen traducidas de otros idiomas o se han hecho sin considerar el aspecto gramatical. Si ves que aparecen palabras mal escritas y la redacción es pobre y con tiempos verbales extraños, ándate con ojo.
  • Enlaces externos: tal vez la parte más importante de toda estafa de pishing informático. Te intentarán dirigir a otras páginas webs que, aunque tengan la apariencia de ser originales y auténticas, no lo serán.
  • Datos personales: algunas podrán ser peligrosas sólo con el hecho de que entres en ellas, pero la mayoría pretenderán acceder a tus datos bancarios o cuentas personales. En algún momento, te pedirán que introduzcas tus datos de acceso para alguna de tus páginas webs de uso frecuente.
  • Estafador lejano: ocurre cuando el delincuente se hace pasar por alguien que generalmente vive lejos, en algún país diferente al tuyo. Podrás detectarle fácilmente si ya desde el principio el remitente es desconocido.

¿Cómo detecto, interrumpo o denuncio el fraude?

En la entrada en la que hablábamos de delitos informáticos te dimos diferentes opciones para denunciar este tipo de ataques, no dudes en echarle un vistazo si te encuentras en esa situación. Siempre podrás presentarte en cualquier comisaría y te indicarán qué acciones debes tomar, pero mi consejos es:

  • Corta toda comunicación: sea cual sea el tipo de fraude, lo primero que tienes que hacer es cortarlo de raíz.
  • Avisa a tu banco: si es una estafa de tipo bancario y están usando información de una entidad real, lo mejor que puedes hacer es avisarles. A ellos les ayudará en caso de que ocurran más problemas con fraude informático, y a ti te permitirá proteger tu información por si alguien intenta hacerse con ella.
  • Cambia tus datos de acceso: si te has dado cuenta tarde o simplemente quieres estar más seguro, intenta cambiar los datos de acceso que creas que estén en peligro.
  • Algunos servidores de correo electrónico te permiten marcar el correo como posible fraude. Al menos así se evitará que la estafa se extienda.
  • Hazte con una buena aplicación anti-virus y anti-malware que trate de advertirte en caso de que a ti se te pase algún detalle sospechoso.

Recuerda que no sólo es importante el saber cómo actuar tras una estafa, sino también el saber identificarla antes de que ocurra. ¡Toda precaución es poca!